Cambia tú vida, cambia el plástico.

Por. Editorial Vita

Un estudio realizado por la revista Science estimó que en el año 2010 se vertieron entre 4, 8 y 12,7 millones de toneladas de basura plástica a los océanos del mundo.

Ahora imagina que esta cifra dentro de los próximos 10 años incrementa de forma exponencial por el incremento de población, de consumo y por supuesto de plásticos.

La producción mundial ha incrementado un 500% desde los 80’s y la mayoría de estos residuos se queda en la tierra con sistemas pésimos de saneamiento y de reciclaje donde los países con mayor desarrollo son los principales en incentivar esta problemática sin alguna solución vinculada a políticas públicas que disminuyan esto.

¿Un mundo sin plásticos?

Actualmente existen iniciativas que propagan la idea de sustituir los plásticos por consejos muchos más fáciles de seguir, con acciones simples como “Sin popote”, “Traigo mi termo”, “En mi recipiente por favor” y “Traigo mi bolsa ecológica” creamos una diferencia sustancial no sólo para nosotros sino para las próximas generaciones y en especial a nuestra calidad de vida por la mejora de nuestros ecosistemas, del cambio climatico y de nuestro mundo en general. Las alternativas siempre nos vinculan a materiales tales como el cristal, el metal, la cerámica, la piedra o inclusive hasta el papel, basta únicamente con tomar la decisión para querer aportar un cambio y un ejemplo hacía los que nos rodean con nuestras acciones.

Sabemos que no es sencillo ya que el plástico se encuentra en casi todo lo que consumimos, sin embargo podemos ir descartando bajo la consigna de las cuatro “R”: rehusar, reducir, reutilizar y reciclar.

Debemos de virar la vista hacía las investigaciones que se están realizando en algunas partes de México en donde el uso de materiales biodegradables mediante diversos procesos industriales evitan la producción de plásticos, esto se forma con el objetivo de reducir la producción de objetos realizados a base del petróleo, sustituyéndolos de esta forma con fibras de caña de azúcar, salvado de trigo, maguey, cáñamo y raíces.

Si los investigadores están creando soluciones ¿Por qué nosotros no vamos a cambiar nuestros hábitos para una mejor colectiva?

Decidete a cambiar tú vida y tu futuro por un mundo sin plásticos.

plastico
Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Déjanos tu comentario