Día mundial de la Educación Ambiental

Captura de pantalla 2018-01-26 a las 12.13.39

Ante la necesidad urgente de participar en acciones para conservar todo aquello que contribuya a disfrutar de un ambiente sano, la información, el conocimiento y las opciones para actuar son fundamentales. El 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental. El objetivo es que los ciudadanos conozcamos la problemática ambiental del planeta y del país donde vivimos.

Sociedad civil, gobernantes, académicos y empresarios podemos dar paso a: “…una población mundial consciente y preocupada por el ambiente y por los problemas asociados y que tenga conocimiento, aptitud, actitud, motivación y compromiso para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones a problemas existentes y para prevenir nuevos”. Así lo establece La Carta de Belgrado emitida con motivo del Seminario Internacional de Educación Ambiental realizado en 1975 para establecer los principios de la Educación Ambiental en el marco del programa de Naciones Unidas.

La riqueza biológica de las naciones, elemento fundamental del ambiente, constituye el capital y patrimonio natural de sus habitantes. Los ecosistemas y los paisajes o regiones donde se asientan, junto con las especies de plantas y animales y su variabilidad genética, conforman la biodiversidad o diversidad biológica del planeta. Por la magnífica diversidad de especies que México posee, el país se ubica a nivel mundial entre los cinco territorios con la mayor cantidad y diversidad de plantas y animales, formando parte del selecto grupo de 17 países llamados mega diversos. Tenemos mucho por conocer, cuidar y actuar.

Después de 25 años de labores, metas alcanzadas y objetivos cumplidos, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), institución mexicana que desde 1992 tiene como misión promover, coordinar, apoyar y realizar actividades dirigidas al conocimiento de la diversidad biológica, así como a su conservación y uso sustentable para beneficio de la sociedad, continúa con importantes retos. Uno de ellos y en el que coinciden diversos expertos en el área, es justo el de permear a la sociedad la gran cantidad de información y conocimiento generado en los temas científicos que maneja la institución y que son del interés público.

El reto es el hacer que la biodiversidad, su importancia y lo que significa para nosotros ahora y de cara al futuro, logre perforar a la sociedad entera. El camino que se ha avanzado en ese sentido es muy alentador pero hacer que eso entre directamente a la sociedad en gran medida (…) y que la comunidad entera se enganche en esta gran misión, ese yo creo que va a ser el reto más grande para la CONABIO y para la sociedad en general.

CONABIO ha hecho una labor infinitamente valiosa en la recopilación de información y ha acelerado el conocimiento sobre la biodiversidad de México. Ahora, esa es la información de base ¿de aquí para dónde? Es muy buen momento para una reflexión y una introspección de la CONABIO para identificar cuáles son los retos, los problemas ambientales en México y en el mundo donde la institución puede tener fuerte incidencia. No es nada más la generación de datos para hacer investigación, ahora el brinco tiene que ser hacia la aplicación de la información, para dar solución a los problemas.

En 2017 y como parte del propósito de dar a conocer la labor de la CONABIO a un público amplio, en el marco de la celebración de su XXV Aniversario, la institución llevó a cabo el Ciclo de Conferencias “Biodiversidad Mexicana” teniendo como sede a El Colegio Nacional. El evento reflejó el interés ciudadano por conocer la riqueza biológica del país y el institucional por dar a conocer la labor de la comisión que invitó a participar en diversas acciones para conocer, conservar y usar sustentable el capital natural México (todas las conferencias se encuentran disponibles en el portal Biodiversidad Mexicana).

El Dr. José Sarukhán Kermez, Coordinador Nacional de la CONABIO, externó su impresión sobre el evento: “La parte grata, por un lado, pero útil por el otro, es que pudimos, con un gran detalle, transmitir por los que trabajan en cada una de las áreas de la CONABIO lo que se ha hecho y dar una idea muy concreta de su labor.”

Ante el reto de que todos conozcamos el valor e importancia de la biodiversidad, la CONABIO invita al público a conocer y actuar. El propósito es conservar y disfrutar la gran diversidad de especies que posee nuestro país y disminuir las amenazas que día a día éstas enfrentan para sobrevivir; identificar la gran variedad de ecosistemas de México (selvas, pastizales, bosques, manglares, matorrales, costas, océanos, lagos y ríos, entre otros) que brindan cobijo a la vida, incluyendo la de la especie humana albergada por los ecosistemas urbanos y rurales; y conocer y reconocer a los servicios ambientales como uno de los valores más preciados de la biodiversidad, pues sin ellos, la vida simplemente no podría existir.

La Educación Ambiental no parte sólo de la acción gubernamental, sino también, de todas las pequeñas y grandes acciones ciudadanas.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Déjanos tu comentario