Los incendios forestales que consumen México

Por: Jesús Martín Cuanalo Araujo

Consultor ambiental
Ex presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Forestales
Presidente de la ONG VITA

Casi 150,000 hectáreas de bosques, selvas, manglares y sus ecosistemas, han sido devastados por los incendios forestales en esta temporada de calor.

Lamentablemente el actual gobierno federal demostró poco interés por el medio ambiente e hizo graves recortes al presupuesto destinado a esta área, incluyendo el del sector forestal, que es el más grave en la última década.

El Programa de Empleo Temporal para la prevención de incendios forestales fue cancelado. Dicho programa permitía emplear a las comunidades rurales en la vigilancia del bosque y en la ejecución de obras de prevención y control del fuego. También se afectó el presupuesto para el combate de incendios forestales y se hizo un cambio drástico en la política de gobierno al respecto. Por ejemplo, se regresó a la contratación de helicópteros (que se suspendió el sexenio pasado) lo cual resulta demasiado costoso para el país, pero además impráctico e insuficiente pues se requeriría la renta de muchas más aeronaves para atender todo el territorio nacional. Por otro lado, por cambio de gobierno, se despidió a personal altamente especializado en el área, desaprovechando la formación que el país había invertido en los funcionarios públicos.

Asimismo, el reducir el presupuesto para el manejo sustentable de los bosques, también incide en el incremento de incendios y en la deforestación, porque la gente deja de darle mantenimiento a los recursos naturales y también busca usar el terreno para otras actividades que les resulten más lucrativas.

Lamentablemente la mayoría de los incendios forestales son ocasionados por acción humana. Desde el fumador imprudente que arroja una colilla de cigarro desde el automóvil, hasta aquellos que indolentemente no apagan sus fogatas en el bosque y también quienes de manera dolosa le prenden fuego por prácticas agropecuarias o para ocasionar un cambio en el uso de suelo (aunque la ley forestal prohíbe que se establezca cualquier otra actividad durante 20 años en terrenos forestales incendiados).

Todos debemos hacer conciencia y evitar los incendios forestales, desde los ciudadanos que debemos proteger el bosque y ser cuidadosos de nuestras acciones, hasta el gobierno, que debe tener una actitud capaz de reconocer que es lo que se debe hacer para obtener una mayor inversión respecto al cuidado de nuestros ecosistemas y de ser necesario, cambios en las políticas al respecto.

Ayudemos a prevenir y a combatir los incendios forestales para que en el próximo verano, pongamos nuestro grano de arena y todos sumémonos a las acciones de reforestación y plantemos cuantos arbolitos podamos.

adobestock_139440448-ttlsc-calidad-del-aire_crop1557869847572.jpg_1834093470
Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Déjanos tu comentario