Premio Nobel de Química a científicos que logran controlar la evolución

Captura de pantalla 2018-10-03 a las 9.56.13

La estadounidenses Frances Arnold, del California Institute of Technology, George Smith, de la Universidad de Missouri y Gregory Winter, del MRC Laboratory de Cambridge, investigadores que aprovecharon el poder de la evolución para producir enzimas y anticuerpos que han derivado en nuevos fármacos y biocombustibles fueron reconocidos este miércoles con el Premio Nobel de Química.

Realizaron la primera evolución dirigida en enzimas, entre cuyas aplicaciones se incluyen la fabricación de sustancias químicas más inocuas para el medio ambiente, como productos farmacéuticos y combustibles renovables. Además de producir un método para desarrollar nuevas proteínas y un sistema para desarrollar anticuerpos, las proteínas que combaten enfermedades en la sangre.

El primer medicamento basado en las investigaciones de fue aprobado para su uso en 2002 y se emplea para tratar la artritis reumatoide, la psoriasis y las enfermedades inflamatorias del intestino.

Muy pocos avances en la investigación son novedosos, la mayoría se basan en trabajos anteriores. Esta idea en una línea de investigación que se construyó de una forma muy natural sobre líneas de investigación previas.

Hoy en día, la presentación de estos virus ha producido anticuerpos que pueden neutralizar las toxinas, contrarrestar las enfermedades autoinmunes y curar el cáncer metastásico.

El año pasado el premio recayó en Jacques Dubochet (Aigle, Suiza, 1942), Joachim Frank (Siegen, Alemania, 1940) y Richard Henderson (Edimburgo, Reino Unido, 1945) por su aportación al desarrollo de tecnologías para generar imágenes tridimensionales de las moléculas de la vida.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Déjanos tu comentario