Tala ilegal en México; advertencia sobre sus riesgos

Captura de pantalla 2018-03-20 a las 18.11.22

México es un país con gran diversidad; sin embargo, gran parte de ello se ve en peligro por la constante tala de árboles que existe. Esto significa un riesgo no sólo para la flora y fauna de las zonas, sino que para nosotros también.

Al menos 70 por ciento de la madera que se consume en México tiene origen ilegal y se beneficia de un contexto de amplia impunidad, los decomisos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) alcanzan apenas 30 mil metros cúbicos de madera, frente a los 14 millones de metros cúbicos que se extraen ilegalmente.

Más del 60 por ciento del área forestal es propiedad social, de ejidatarios y comuneros que representa el sustento de decenas de miles de familias campesinas y alberga una alta diversidad biológica. A nivel social, las comunidades rurales dueñas de territorios forestales juegan un papel central en la conservación de bosques y selvas. Su labor es relevante en el control de incendios y plagas, el cambio de uso de suelo y la tala ilegal.

Alrededor de dos millones de hectáreas de bosques, que representan el 25 por ciento de las áreas formalmente bajo aprovechamiento, se dedican a la protección de los recursos naturales, además de zonas que las comunidades definen como áreas de conservación. Existe un enorme potencial, se debe involucrar a las comunidades rurales que viven en esos entornos, por ser quienes conservan el 25 por ciento de las denominadas áreas bajo aprovechamiento.

El clandestinaje forestal tiene fuertes implicaciones sociales, ambientales e institucionales. La producción y comercio ilegales se ven favorecidos por una regulación pesada y costosa, pero también por su aplicación discrecional, por la corrupción y la falta de supervisión en los canales comerciales.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Déjanos tu comentario